No busques al de Blanco y Rojo

Como siempre pasa, el tiempo hace que nos actualicemos, de modo que el clásico “¿Dónde está Wally?” también ha mutado, aprovechando el juego de palabras, en la búsqueda de Wall-e, el robot de Disney. De la escurridiza y esmirriada personilla, a la entrañable y carismática maquinita…

Por aquí anda!

¿Lo encuetras? Por si alguien anda perdido, el personaje que buscamos es este

Sabemos que está difícil entre tanto cacharro metálico.. así que suerte!!

L’Odysseé de Cartier

Tenemos la prueba de que los publicistas y creativos de las grandes firmas no han perdido la cordura después del espectáculo de Loewe del mes pasado.

Y a la gran firma que me refiero es a Cartier, cuyo nuevo y magnífico spot. Porque una imagen y un sonido te pueden hacer viajar. La Odisea de una nívea Pantera de diamantes desde la helada Rusia hasta París, pasando por la Gran Muralla o el Taj Mahal como la Reina de la Selva, la Selva de oro y piedras preciosas de Cartier.

Obviamente no podía dejarnos indiferentes este fantástico trabajo dirigido por Bruno Aveilla con música de Pierre Adenot por sus 165 años de historia. Y sinceramente es de agradecer que nos hagan este gran favor, de regalarnos un poquito de Cartier, de permitirnos entrar en ese maravilloso mundo por unos minutos, que nos hagan ser felices con tan solo ver la película.

Mensaje para el equipo de Loewe: Aprendan a hacernos felices así!

Columna del Jueves: Blanca y Radiante (II)

En la columna del Jueves de esta semana vamos a continuar hablando de bodas y más ahora que llega la primavera y es fecha indiscutible de estos eventos. Esta semana os voy a contar mi peculiar experiencia con las “Bodas de misas interminables”

“Las bodas de las misas interminables” son aquellas bodas en las que la ceremonia dura más o menos 1 hora y pico y ponen a prueba la capacidad de atención del ser humanol. Y es que el problema de este tipo de bodas no es una cuestión de creencias o de fe…es una cuestión biológica: en pleno siglo XXI  nuestro cerebro ya no está preparado para soportar una hora y media de misa. NO TENEMOS PACIENCIA.

No obstante siempre puede darse el caso que conozcas a alguien  que decide casarse a la antigüa usanza y es entonces cuando te ves en una de estas bodas. Y lo malo es que no te avisan en ninguna parte ( bien podrían indicarlo en la invitación). En la última boda de este tipo a la que asistí, cuando entraba en la iglesia vi como un gran grupito de personas ( hombres) se quedaban en la puerta en lo que parecía una declaración de no entrar bajo ningún concepto. Eso suele ser una prueba irrefutable de que la ceremonia tiene pinta de ser muuuy larga…pero no pude evitarlo, me encantan las bodas! Y era ahí mi dilema. Así que al  final entré, pensando que si se hacía muy pesada pues siempre podría salirme más tarde: ERROR.

Me “acomodé” con el resto de mi familia y mis amigos dispuesta a disfrutar una vez más del romanticismo más absoluto. Cuando me senté en el banco, me di cuenta de que me habían dejado un pequeño regalo: un librito que contenía punto por punto todo lo que iba a escuchar, como en las óperas. Normal, la misa es tan larga que necesitas un guión para cuando te pierdas…porque quieras o no quieras terminas desconectando en algún momento. Comenzó como cualquier otra boda: La novia entrando, todo el mundo mirando lo guapa que está ( yo siempre prefiero ver la cara del novio, no tiene desperdicio) se une al novio y comienza como cualquier misa normal: peticiones, las palabras de los amigos de los novios…Hasta ahí todo soportable.

Y entonces viene la segunda prueba de que aquello va para largo: el cura comenzó  a dar el sermón y hablar sobre el matrimonio como si le hubieran dado al botón de cámara lenta y esa voz que parecía un murmullo empezaba a invadir toda la iglesia. Ése  fue el primer momento en el que sin quererlo desconecté y  me sorprendí analizando los peinados, pamelas y trajes de los invitados, hice un examen exhautivo, y cuando veía algo digno de mención empecé a revolucionar a los que estaban a mi lado ( que estaban haciendo lo mismo que yo). Hasta que vi la mirada asesina de mi madre que me decía “Cómportate, que estás en una iglesia”.

Transcurrían los minutos que parecía horas y el cura seguía hablando en el mismo tono….y me di cuenta que para esas alturas casi todo el mundo estaba haciendo de tripas caramelo por mantener la compostura: hasta mi madre había sucumbido al inmoral charloteo con una amiga en pleno sacramento del matrimonio! Y para colmo no entiendo esa manía de tener que levantarse y sentarse tantas veces durante una misa, que cuando es verano y hace 40 grados te quedas pegado al banco de madera, y cada vez que te sientas y te levantas te da miedo de que el de atrás se de cuenta de que te está sudando el culo!

En fin, de repente “ Paco, tomas a Ana en sagrado matrimonio…”  Por fin! la parte interesante! Y además ya queda poco (o eso pensé). ERROR. Aún quedaba la Eucaristía. Entonces desesperada por mi nula capacidad de atención, decidí que era el momento de unirme a esos hombre de la puerta. Total, el momento de la boda había pasado, y antes que quedarme hablando y molestado pues mejor me salía a tomar el aire. Pero cuál fue mi nefasta  sorpresa cuando, después de atravesar media iglesia y ver las caras inquisidoras de la gente ( que causalmente no dejaban de rajar) me di cuenta de que estaba encerrada!!! No podía salir, un tapón de personas y bancos mal puestos no me dejaban alcanzar mi objetivo: la puerta. Me resigné y di media vuelta, mientras escuchaba a un niño pequeño llorando ( que nunca faltan en estas bodas) y en ese momento pensé “¿Por qué narices no tengo un sobrino o primo llorón aquí al lado? Sería la excusa perfecta…que suerte tienen algunos…” Para colmo, cuando llegué a mi sitio, me percaté que estaba debajo de un montón de tumbas viejas que albergaban a numerosos curas y demás personalidades eclesiásticas…genial! Justo lo que necesitaba para que m apeteciera aún más quedarme allí.

En fin, para cuando terminó la ceremonia casi todo el mundo estaba parloteando, y aunque muchos piensan (incluida yo) que es una falta de respeto hacia los novios, como he dicho antes no es una cuestión de creencia o respeto, es una cuestión biológica. Y desde aquí una merecida disculpa a todas esas parejas que deciden casarse por la misa larga. Pero por favor, cuando os caséis pensad en vuestros invitados y escoged la misa corta, que por algo la mismísima iglesia católica la ha inventado!  Y si irremediablemente os toca una boda de este tipo ya sabéis: colocaros en un sitio estratégico o llevad a un niño en brazos.

La próxima semana tendrá el placer de deleitarnos Tangarine Orange!

Hace calor, desde Argentina a España

Esta mañana nos hemos sorprendido con una ola de visitas desde Argentina. Y para darle alegría al día, que mejor tema que uno que simbolice la unión entre las dos naciones con el mítico grupo compuesto por 2 argentinos y 2 españoles. Los Rodriguez.

Y como aquí en España, ya se empieza a notar el calorcillo, que mejor tema de los Rodriguez “Hace calor (mucho mejor)

 

Acertijo con Coolor!

Tomando el relevo de Azalea Pink, esta semana os traigo yo un acertijo muy acorde con la fecha del año en la que nos movemos. Es fácil, fácil, fácil, facilísimo! No os doy ninguna pista!!

LAS PEINETAS

En la caseta de María tenemos 5 peinetas. Dos blancas, tres rojas. Se ponen tres bailaoras en fila india y, sin que ellas vean el color, se les coloca una peineta en la cabeza a cada una. Está claro que la bailaora que queda en tercer lugar sí ve el color de las peinetas de las otras dos y la bailaora que está en segundo lugar verá solo el color de la peineta de la bailaora que tiene delante (la primera de la fila). Bueno, pues cuando alguien le preguntó a la última bailaora si podía deducir cuál era el color de la peineta que tenía en la cabeza, dijo “no, no puedo”. A la misma pregunta, la bailaora segunda, que solo veía a la que tenia delante, dijo, “yo tampoco puedo”. En cambio, cuando la pregunta se le hizo a la primera bailaora, que escuchó las respuestas de las dos compañeras de atrás, dijo: “mi peineta es roja”, a pesar de que no veía el color de ninguna de las peinetas.

¿Cómo dedujo el color de su peineta?.

Los 10 libros a Coolor (II)

Bueno pues, como lo prometido es deuda, aquí están los otros libros con COLOR en su título listos para ser leídos =) Espero que hayáis empezado con los otros cinco, que se nos acumula el trabajo…Let’s Go!

Antes de empezar AVISO: entre estos títulos está uno de mis libros favoritos de la historia de los libros que fueron mis favoritos:

EL COLOR Rose Tremain

Una historia de secretos y codicia durante la fiebre del oro en la Nueva Zelanda de mediados del siglo XIX. La aventura de una mujer enfrentada a sus mayores sueños y pesadillas en un lugar de salvaje belleza. Los misterios que se guardaban en las antípodas se asemejan a los que se encuentran las protagonistas de “El Piano”. Lo tengo pedido al Círculo de Lectores junto con “Tonos de Grís” de la primera parte de la lista. =)

Sigue leyendo