Pensando en verde: la envidia.

Hace algunas tardes, estando con un café en la mano y mi perro a los pies, me dió por pensar en verde y, se me ocurrieron diversos temas a cual más “incómodo”, por lo que decidí traeros esta nueva entrada sobre la envidia, que no endivia. Alguna vez habréis escuchado la siguiente expresión: “está verde de envidia”; seguramente todo el mundo la habrá sentido alguna vez y hay personas que lo han convertido en deporte nacional.

Todos sabéis que es tener envidia significa el malestar o desdicha que tiene alguien por no poseer algo que tiene otra persona, ya sea material, personal, psicológico o de cualquier otra naturaleza, o también sería como dijo Napoleón Bonaparte: “La envidia es una declaración de inferioridad”. Además, es uno de los siete pecados capitales del hombre.

Algunas personas lo pasan realmente mal por padecer este mal, por lo que les voy a dejar algunos de los ingredientes fundamentales para intentar acabar con ella, serían los siguientes: amor propio, trabajar las propias frustraciones, sentirse feliz por el bien ajeno, trabajar la autoestima, crecimiento emocional y trabajar el narcisismo, ya sé que es muy fácil decirlo, pero los envidiosos tenéis que tener en cuenta que no os estáis haciendo bien.

La leyenda de la envidia cuenta que una serpiente comenzó a perseguir a una luciérnaga, está corrió con todas sus ganas durante horas, pero la voraz serpiente seguía tras ella con la intención de devorarla….,tras una horas de persecución, la luciérnaga no tuvo más remedio que pararse y le preguntó a la serpiente, que si quería devorarla porque pertenecía a su cadena alimenticia, a lo que ésta dijo que no, siguió la luciérnaga y le preguntó que si algo malo le había hecho, a lo que la serpiente volvió a decir, no. Entonces, ¿por qué me quieres devorar? A lo que la serpiente respondió, “no soporto verte brillar cada noche”. Sacad vuestras propias conclusiones.

Una curiosidad podría ser la conocida como “Envidia del pene”, que según Sigmund Freud, es un complejo que tienen las mujeres de los hombres por el hecho de no tener uno.

Podéis seguir la temática de “Pensando en verde” en la entrada del pasado 9 de abril “La esperanza” y la del día 11, “El increible mundo de los vegetarianos”.

 

Anuncios

Pensando en verde: el increíble mundo de los vegetarianos.

Reconozco que soy tan carnívoro como los hombres de la prehistoria, y que si me ponen un secreto ibérico delante se me cae la babilla, y sólo me haría falta pan para comenzar a devorarlo… .

Los vegetarianos en general denuncian el uso de los animales, por parte del hombre, para alimentarse, aunque dentro de lo que algunos consideran una secta, hay diferentes ramas.

La rama más “light” serían los ovolactovegetarianos, se trata de aquellos que consumen libremente huevos y leche, así como, sus derivados.

En un puesto intermedio se encontrarían los vegetarianos a secas, restringiendo el consumo de cualquier alimento que provenga de los animales. Conforman el grueso del grupo.

Sigue leyendo

Pensando en verde: la esperanza.

La esperanza da nombre a numerosos conceptos muy dispares, puede ser una localidad, puede ser un cabo, o un nombre de persona, un proyecto quizás, un barrio, un color (preguntar por Diego Torres) o incluso un personaje literario creado por Julio Cortázar,….., o simplemente lo que dijo Friedrich Nietzsche que “la esperanza es el peor de los males, pues prolonga el tormento del hombre.”

Desde el sentido más estricto de la palabra, esperanza significa tener un presentimiento de que las cosas irán a mejor o que sucederá algo concreto sin saber cuando ni tener certeza de ello, sin embargo, la esperanza puede ser muy compleja dependiendo de quién la posea.

Para una persona en paro, su esperanza es poder comer a final de mes, para un trabajador medio, su esperanza es que no le echen del trabajo, para un rico, su esperanza es conseguir más dinero, para un camarero, su esperanza es que le dejen propina, para una protituta hacer muchos servicios, para un componente de The coolors que entren muchos lectores en el blog y para Cristiano Ronaldo seguir siendo igual de bueno, guapo y rico.

Sigue leyendo

Dicen que el amarillo….

“Dicen que el amarillo está maldito pa los artistas….” Y es que, esta frase es una muestra más de que a lo largo de la historia al color amarillo se le han atribuido algunas connotaciones ( injustamente) negativas.

Una de las supersticiones más conocidas acerca de la mala suerte del amarillo es en el ámbito del teatro: es un color prohibido tanto en el decorado como en la vestimenta de los actores. ¿Pero sabéis de dónde viene esa creencia?

Cuentan que Molière, famoso dramaturgo y actor francés del siglo XVII interpretó en 1673 el ballet-comedia “El enfermo imaginario”. Como si de una broma del destino se tratara, en aquel entonces sufría una grave tuberculosis. En uno de los actos, sufrió un ataque de tos horrible. Tras perder el conocimiento ,fue trasladado a su casa, donde murió finalmente. ¿Y qué tiene que ver el amarillo con esta historia? Pues que Molière vestía una túnica amarilla cuando sufrió aquel ataque de tos.

A partir de entonces, vestir de amarillo se relacionó con aquel suceso, convirtiéndose en una de tantas supersticiones del mundo del teatro.

Pero el color amarillo no tiene esa fama sólo por la muerte de Molière. A lo largo de la historia el color amarillo se ha usado para alertar del peligro. Por ejemplo, cuando había epidemias  se pintaba una señal amarilla en las puertas de las casas que estaban contaminadas. En el cristianismo, los herejes y apestados vestían de color amarillo.

En la naturaleza el color amarillo también nos alerta. Algunos animales venenosos visten de color amarillo para advertir de su peligrosidad, como pasa con la abeja o con algunas especies de serpientes.

Incluso hoy en nuestro día a día podemos verlo: el color ámbar de los semáforos indica precaución, las señales amarillas y negras suelen indicar peligro por elementos tóxicos o radiactivos.

Sin embargo, a pesar de todo, personalmente el amarillo me encanta! Y como me gusta llevar la contraria, para mí el amarillo es el color del sol, de la arena, de los campos de girasoles, del oro y de la tortilla de patatas! Es un color enérgico y con mucha personalidad, y si no que se lo digan a CanaryYellow!

Los 10 libros a Coolor (II)

Bueno pues, como lo prometido es deuda, aquí están los otros libros con COLOR en su título listos para ser leídos =) Espero que hayáis empezado con los otros cinco, que se nos acumula el trabajo…Let’s Go!

Antes de empezar AVISO: entre estos títulos está uno de mis libros favoritos de la historia de los libros que fueron mis favoritos:

EL COLOR Rose Tremain

Una historia de secretos y codicia durante la fiebre del oro en la Nueva Zelanda de mediados del siglo XIX. La aventura de una mujer enfrentada a sus mayores sueños y pesadillas en un lugar de salvaje belleza. Los misterios que se guardaban en las antípodas se asemejan a los que se encuentran las protagonistas de “El Piano”. Lo tengo pedido al Círculo de Lectores junto con “Tonos de Grís” de la primera parte de la lista. =)

Sigue leyendo