La frase del día

Destacado

naturaleza

Anuncios

al rico muffin!

Ingredientes:

  • 125 grs. de mantequilla sin sal,
  • 100 grs. de chocolate de postre para fundir,
  • 300 grs. de mermelada de cerezas,
  • una pizca de sal,
  • 2 huevos
  • 150 grs. de harina con levadura.
  1. Precalentar el horno a 180º.
  2. Poner en una cacerola la mantequilla troceada y derretir a fuego suave, que no llegue nunca a hervir. cuando esté totalmente derretida, añadir el chocolate también troceado. Dejar que también se derrita y mezclar bien.
  3. Fuera del fuego, verter la mermelada, los huevos ya batidos y la sal. Mover con una cuchara de madera para que se integren bien todos los ingredientes. Finalmente la harina tamizada … no hay que mezclar enérgicamente, ni tampoco esmerarse mucho, para evitar que las magdalenas salgan muy apelmazadas.
  4. Pasar el contenido a las capsulas de papel o bien a moldes de silicona … con esta cantidad da para 12 magdalenas hermosas.
  5. Hornear durante 25 minutos.

Me gusta ver como cada vez tenemos más visitas, como estamos creando seguidores fijos que nos leen mientra van a la universidad, al trabajo o simplemnete cuando llegan a casa.

El siguiente video me lo ha mandado un amigo que se ha aficionado a leernos. ¡Y eso es bueno! Porque además,  el mensaje ha sido:

…..Mira el video que he encontrado por internet. Creo que pega con el estilo de The Coolors ….. espero que te guste, y que les guste a la gente, si al final decides incluirlo en una entrada…..

Y sí, la verdad es que me ha gustado y mucho. Es muy curioso ver como actuan las pinturas con el agua, ver como como se mezclan y la distinatas formas que van tomando.

Aunque no creo que la melodía sea la acertada, pero no podria ser peor

 

Sigue leyendo

Pensando en verde: la envidia.

Hace algunas tardes, estando con un café en la mano y mi perro a los pies, me dió por pensar en verde y, se me ocurrieron diversos temas a cual más “incómodo”, por lo que decidí traeros esta nueva entrada sobre la envidia, que no endivia. Alguna vez habréis escuchado la siguiente expresión: “está verde de envidia”; seguramente todo el mundo la habrá sentido alguna vez y hay personas que lo han convertido en deporte nacional.

Todos sabéis que es tener envidia significa el malestar o desdicha que tiene alguien por no poseer algo que tiene otra persona, ya sea material, personal, psicológico o de cualquier otra naturaleza, o también sería como dijo Napoleón Bonaparte: “La envidia es una declaración de inferioridad”. Además, es uno de los siete pecados capitales del hombre.

Algunas personas lo pasan realmente mal por padecer este mal, por lo que les voy a dejar algunos de los ingredientes fundamentales para intentar acabar con ella, serían los siguientes: amor propio, trabajar las propias frustraciones, sentirse feliz por el bien ajeno, trabajar la autoestima, crecimiento emocional y trabajar el narcisismo, ya sé que es muy fácil decirlo, pero los envidiosos tenéis que tener en cuenta que no os estáis haciendo bien.

La leyenda de la envidia cuenta que una serpiente comenzó a perseguir a una luciérnaga, está corrió con todas sus ganas durante horas, pero la voraz serpiente seguía tras ella con la intención de devorarla….,tras una horas de persecución, la luciérnaga no tuvo más remedio que pararse y le preguntó a la serpiente, que si quería devorarla porque pertenecía a su cadena alimenticia, a lo que ésta dijo que no, siguió la luciérnaga y le preguntó que si algo malo le había hecho, a lo que la serpiente volvió a decir, no. Entonces, ¿por qué me quieres devorar? A lo que la serpiente respondió, “no soporto verte brillar cada noche”. Sacad vuestras propias conclusiones.

Una curiosidad podría ser la conocida como “Envidia del pene”, que según Sigmund Freud, es un complejo que tienen las mujeres de los hombres por el hecho de no tener uno.

Podéis seguir la temática de “Pensando en verde” en la entrada del pasado 9 de abril “La esperanza” y la del día 11, “El increible mundo de los vegetarianos”.